SFU Temporada 1

SIX FEET UNDER – Críticas y Análisis

por Guillermo Crespi

TEMPORADA 1 (Junio-Agosto 2001)

Six Feet Under - Season 1

Los comentarios individuales de los episodios están escritos intentando no develar información sobre lo que sigue, como para acompañarse con el visionado de cada uno. Los puntajes son apenas una guía comparativa y van de 1 a 4 estrellas (¡No cinco!), en una simple escala que tomé de algunos sitios de reviews y revistas. A saber:

Pésimo                    1halfMuy Malo                    2starsMediocre                    2halfRegular

 3starBueno                    3halfMuy Bueno                    4starExcelente

Para conocer un poco más sobre el objetivo general al que apunto con estas críticas, pueden leer esta Introducción.

 


Index

Breve Reseña de la Temporada

(Cliquear en los títulos para ver la crítica completa)

  • 1 – Pilot  * * * 1/2  –  El dueño de una funeraria muere en un accidente justo antes de la reunión de navidad. Su familia intenta lidiar con la sorpresiva pérdida y lo que significa para cada uno.

  • 2 – The Will  * * *  –  El testamento de Nathaniel divide el negocio en partes iguales entre David y Nate, expandiendo la grieta entre los hermanos. Ruth aprovecha para abrirse del negocio, y la cadena de funerarias Kroehner insiste con su oferta de comprar Fisher & Sons.

  • 3 – The Foot  * * * 1/2  –  Claire es humillada públicamente cuando toda la escuela se entera de que le chupó un pie a Gabe, empujando a la joven a vengarse escondiendo el pie de un cadáver en su locker. Las dudas sobre vender la funeraria terminan con el incendio de una casa que Kroehner compró justo frente a los Fisher.

  • 4 – Familia  * * 1/2  –  El “fantasma” de un joven pandillero asesinado motiva a David a fortalecer su carácter y no dejarse pasar por encima. Brenda conoce un poco mejor a la familia Fisher.

  • 5 – An Open Book  * * * 1/2  –  Brenda revela ser la protagonista de un famoso libro acerca de una niña superdotada, y Nate conoce a sus inquietantes padres psicólogos. Por su parte David acepta ser diácono en su antigua iglesia, pero Keith lo deja por su constante represión.

  • 6 – The Room * * * 1/2  –  Revisando libros de cuentas Nate descubre un lado oculto de su padre, que incluye una habitación privada en la cual solía “refugiarse” con frecuencia. Billy manipula a Claire, y David comienza a tener aventuras pasajeras.

  • 7 – Brotherhood * * *  –  Nate decide arriesgarse a ir en contra de los deseos de un cliente, mientras Brenda ve cómo Billy interfiere en su vida de pareja cada vez más. Además, David entrevista a un candidato a unirse a su iglesia, Claire continúa su terapia en la escuela y Ruth comienza a trabajar con el florista.

  • 8 – Crossroads * *  –  Claire encuentra una amiga inesperada durante una expedición en la montaña, Ruth disfruta estar entre Hiram y Nikolai, los auto-sabotajes de Brenda siguen enloqueciendo a Nate, Rico se va a trabajar para Kroehner, y David comienza una relación con un joven instructor de baile.

  • 9 – Life’s Too Short * * *  –  La muerte del pequeño hermano de Gabriel Dimas vuelve a acercarlo a Claire, Brenda acompaña a Nate en un recorrido de funerarias tratando de aprender algo, David se separa del profesor de baile (tras incursionar en el éxtasis) y Ruth sale de camping con Hiram.

  • 10 – The New Person * * *  –  Para cubrir el lugar de Rico, los Fisher contratan a una mujer que resulta ser todo lo suelta y frontal que la familia no es. David se rebaja ante Keith y Claire continúa cuidando de Gabe.

  • 1 1 – The Trip * * *  –  Nate, Brenda y David viajan a una conferencia en Las Vegas (donde el último es arrestado por tener sexo en la vía pública), Ruth hace un curso de arreglo floral, Claire cuida de Gabriel después de una sobredosis, y a Rico le toca encargarse de la muerte más triste de la temporada.

  • 12 – A Private Life * * * 1/2  –  El brutal asesinato de un joven homosexual afecta particularmente a David, quien termina confesando su “secreto” a Federico y a Ruth. Billy amenaza físicamente a Nate y a Brenda, y ella finalmente accede a internarlo.

  • 13 – Knock, Knock * * * 1/2  –  A raíz de un accidente, Nate descubre que tiene una condición que podría ser mortal.

  • Comentarios sobre la Temporada 1

 


 

Crítica y Análisis de cada Episodio

s1e1

1) PILOT  4star

Escrito y Dirigido por Alan Ball                                                                           Fecha de Emisión Original: 3 de Junio de 2001

El dueño de una funeraria muere en un accidente justo antes de la reunión de navidad. Su familia intenta lidiar con la sorpresiva pérdida y lo que significa para cada uno.

Muerte de la Semana: Nada menos que Nathaniel Fisher, patriarca de la familia protagonista.

Existe una fuerte posibilidad de que este sea el mejor episodio de toda la serie. Hace todo lo que un piloto debe hacer: presentar un grupo de personajes interesantes, ponerlos en conflicto, lanzar líneas argumentales pasibles de extenderse en el tiempo, y balancear lo cómico y lo trágico con un tono particular que el resto de la temporada va a seguir casi al pie de la letra. En este sentido lo considero uno de los mejores primeros episodios de la historia, probablemente el mejor que haya visto en lo personal. El único punto flojo es la recurrencia de falsas publicidades de productos para funerarias, cuyo registro desequilibra el balance del resto del episodio, y que como recurso se agota rápidamente. A favor de los guionistas, detectaron el problema de inmediato y decidieron abandonar la idea: pasado este episodio, no se volvió a utilizar.

SFUE1

La muerte de Nathaniel Fisher (padre) es un catalizador de increíble potencia para la serie, una tragedia que en el fondo esconde una potencial bendición, ya que pone a su familia bajo la presión de decidir si van a reconstruir sus vidas perpetuando un encierro conocido, o escapando por fin del pantano en que crecieron. La primera en hacer verdadera catarsis es su viuda Ruth, quien al admitir una reciente aventura amorosa demuestra un deseo previo de liberación que se simboliza al final de este episodio cuando por fin la vemos con su largo cabello suelto. De esta manera Ruth inicia el proceso de curación más temprano que los demás, abriendo paso a nuevas relaciones amorosas durante el resto de la temporada.

El caso de sus hijos es, como mínimo, más complicado. Nate, el hijo que huyó de casa a tiempo y sólo vuelve para pasar las fiestas, conoce a Brenda en un avión y tras tener sexo en el aeropuerto inician una relación que no puede ser menos que tortuosa: la combinación de un especialista en complacencia con una hija de psicoanalistas que pasó toda su vida bajo análisis. Atracción y cierto equilibrio que esconden una bomba de tiempo. Por su parte David, el hermano del medio que aún no “salió del closet”, se descubre atrapado a perpetuidad en un trabajo que aceptó por complacer a su ahora ausente padre. Y Claire, sin dejar de ser una adolescente con mucho por aprender, frecuentemente resulta la más sana de los tres, lo cual la vuelve inexplicable para su anticuada madre (¡Algo debe tener esta chica!).

Prácticamente todo el episodio funciona como un reloj. El humor, uno de los aspectos más complicados considerando la temática en cuestión, jamás resulta forzado: la presentación de Federico y su pasión por la restauración de cuerpos es genial, así como el grito de David al darse cuenta de que el negocio ha quedado sobre sus hombros, o la confusión de su familia al enterarse de que “es amigo de un policía”. Pero la misma efectividad se encuentra también presente en los momentos donde la emoción golpea: el cuidado con que se presenta al fantasma de Nathaniel con una personalidad diferente según qué miembro de su familia lo imagina (aquí no hay fantasmas, sólo conversaciones internas), el relato de Nate sobre el descarnado funeral que presenció en un viaje… o el mismo final del episodio, donde tras ver a su padre alejarse en el colectivo que terminó con su vida, a los ojos de Nate el mundo y la gente que lo habita parecen existir más que nunca.

En síntesis, uno de los mejores episodios que haya visto en TV.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e2

2) THE WILL  3star

Escrito por Christian Williams, Dirigido por Miguel Arteta                                Fecha de Emisión Original: 10 de Junio de 2001

El testamento de Nathaniel divide el negocio en partes iguales entre David y Nate, expandiendo la grieta entre los hermanos. Ruth aprovecha para abrirse del negocio, y la cadena de funerarias Kroehner insiste con su oferta de comprar Fisher & Sons.

Muerte de la Semana: Un aparente nuevo rico vendedor de franquicias choca la cabeza contra el fondo de su pileta.

El primer episodio regular de la serie nos sorprende desde el inicio, cuando nos enteramos de que no sólo el piloto comenzó con una muerte. Todos los episodios (con una honrosa excepción a la cual ya llegaremos) arrancan con una breve introducción (o teaser) lejos del punto de vista de los Fisher, donde algún personaje muere. Tras un obituario y el tradicional fundido a blanco, será de esperarse que la funeraria protagonista reciba el cuerpo del individuo, cuya historia habitualmente planteará una relación temática con alguna de las tramas recurrentes. Se trata de un concepto tan interesante como cercano a la TV “tradicional”, ya que le brinda a los episodios una identidad individual, una especie de “caso” de la semana que normalmente se resuelve dentro del mismo episodio. Fuera de este aspecto, el resto de las tramas mantiene una estricta continuidad episodio a episodio, obligando a verlos todos y en orden para disfrutar al máximo de la serie.

SFUE2

En este caso el joven exitoso de la primera secuencia resulta ser un estafador, quien lejos de ser el millonario que creía su esposa, no le dejó ni un centavo. La herencia de los Fisher también resulta problemática: el testamento de Nathaniel divide la funeraria entre sus dos hijos varones, en partes iguales. Si la actitud de David ante Nate era ya hostil, enterarse de que al “hermano que se fue” le corresponde exactamente la misma parte del negocio que a él -que abandonó sus planes de vida para sostenerlo- no hace más que inyectar veneno en la situación. Por su parte, Ruth no duda un instante y anuncia su alejamiento de todo lo referente al negocio: si la funeraria es “Fisher e Hijos”, es hora de que estos últimos se hagan cargo. Y -ya que estamos en plan de liberación- también decide alejarse de su amante Hiram.

A Nate no le queda otra que empezar a aprender detalles sobre el negocio que nunca quiso conocer, pero irónicamente lo más shockeante resulta ser el hallazgo de su propio nombre tatuado en la espalda de su “amante” Brenda. Al final del episodio, es ella quien convoca a los hermanos a tomar el mismo colectivo que terminó con la vida de su padre, en un hermoso y emotivo cierre que esconde algo interesante: el alivio de ver a David bajando las defensas por un instante no debería hacernos olvidar de que la iniciativa de Brenda podrá haber sido acertada, pero no por eso deja de ser algo siniestra.

Matt Gilardi, de la millonaria cadena de funerarias Kroehner, sigue insistiendo con absorber el negocio de los Fisher, en una trama que arrancó al final del piloto y continuará a lo largo de la temporada. Y por su parte Claire comienza una relación con Gabriel Dimas, el chico responsable de su viaje lisérgico de nochebuena… en un desarrollo que resulta puro planteamiento para lo que vendrá justo después.

Un episodio sólido, inevitablemente alejado de la calidad del piloto, pero que sirve como modelo para la mayoría de lo que vendrá.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e3

3) THE FOOT  3half

Escrito por Bruce Eric Kaplan, Dirigido por John Patterson                              Fecha de Emisión Original: 17 de Junio de 2001

Claire es humillada públicamente cuando toda la escuela se entera de que le chupó un pie a Gabe, empujando a la joven a vengarse escondiendo el pie de un cadáver en su locker. Las dudas sobre vender la funeraria terminan con el incendio de una casa que Kroehner compró justo frente a los Fisher.

Muerte de la Semana: Una enorme máquina amasadora despedaza a un trabajador.

Ver a Claire tan feliz, al punto de ilustrarlo con una breve y extraordinaria fantasía musical, es motivo de sobra para sospechar que se avecina una tormenta. Esta vez la muerte de la semana, más que resonar en lo temático, sirve como empuje en la trama y permite a la menor de la familia despacharse con una inusual venganza poética. Concepto que nació en parte gracias a los comentarios de los ejecutivos de HBO, quienes durante el desarrollo del proyecto –concentrados en su rol de diferenciarse lo más posible de la TV de aire– le pidieron a Alan Ball que sus personajes fueran todavía más conflictivos. O mejor dicho en el original, más fucked up.

SFUE3

El acoso de la cadena Kroehner requiere atención inmediata, y comienzan las serias dudas -instigadas principalmente por Nate- acerca de si conviene vender o no. Lo más trágico es que la familia está de acuerdo de forma unánime en que es hora de cambiar de vida… pero David solamente se admite entusiasmado por recuperar proyectos perdidos cuando está en privado con Keith, y Nate resulta tener mucho más tiempo en sus manos que rumbo o proyectos. No es casualidad que su eventual arrepentimiento nazca mientras observa una protesta en la calle. El épico lugar del héroe solitario luchando contra la corporación que lo absorbe todo es la clase de batalla en la que alguien como Nate adora perderse: al menos de esta manera tiene alguien contra quien luchar. Como respuesta, Matt Gilardi de Kroehner no escatima en amenazas directas sobre sacarlos del negocio. Y para demostrar que no son sólo palabras, la compañía compra la casa de enfrente, tienta a Federico a pasarse con ellos, y pone a los proveedores en contra de los Fisher.

Mientras Brenda sigue acumulando pequeños secretos que Nate se limita a observar de reojo, Ruth se lanza a recuperar el tiempo perdido y deja correr las emociones en el hipódromo. No importa que al final termina perdiendo una buena cantidad de dinero; para ella es un verdadero triunfo admitir que ahora que ha finalizado su rol de esposa -y el grueso de su labor como madre y ama de casa-, viene a descubrir que no tiene la menor idea de quién es como persona, o qué hacer con su tiempo. Exactamente la misma condición que lleva a su hijo mayor a instalarse en una vida que alguna vez abandonó. Así como Ruth sólo se sintió bien durante su racha ganadora en las carreras –minutos en que pareció vivir la vida de otro-, Nate está empezando a perderse en la dudosa idea de que tomar el lugar de su padre quizás sea el rumbo que estaba buscando. Y no son para nada los únicos que se encuentran en esta posición, como se hará explícito más adelante.

El sorpresivo incendio de la casa que compra Kroehner abre un pequeño misterio que tendrá menos peso del que uno supondría, pero aquí concluye un episodio que se mueve a un ritmo notable. Y que como lo mejor de la serie, no se priva de extraer humor de detalles que de otra forma serían trágicos, como la idea de los “trepador de ataúdes”… aquellas personas que en medio de un funeral pasan de la inmovilidad total a arrojarse desesperadamente sobre el cuerpo de su ser querido. Un episodio particularmente gracioso, y de los más recomendables de esta temporada.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e4

 4) FAMILIA  2half

Escrito por Laurence Andries, Dirigido por Lisa Cholodenko                          Fecha de Emisión Original: 24 de Junio de 2001

El “fantasma” de un joven pandillero asesinado motiva a David a fortalecer su carácter y no dejarse pasar por encima. Brenda conoce un poco mejor a la familia Fisher.

Muerte de la Semana: ¿Bajarse del auto en un barrio peligroso perteneciendo a una pandilla? Adiós.

SFUE4

“Familia” es un episodio que transita la frontera entre cierta visión equilibrada de la comunidad latina en Los Angeles y los típicos estereotipos que abundan en la TV tradicional. Aquí comienzan a aparecer, o quizás simplemente a hacerse más evidentes, algunos elementos que parecen indicar que la serie no está tan desconectada de la TV de aire como parecía. Y eso es una mala noticia, ¿no? ¡Estamos mirando HBO, no TV!

El episodio parece determinado en exponer los prejuicios y preconceptos sobre los latinos: David automáticamente asume que Federico es mexicano cuando en realidad es de Puerto Rico, la familia se imagina que el funeral del pandillero va a estar lleno de armas cuando en realidad termina siendo algo muy íntimo y emotivo, etc. El problema es que lo intenta con demasiada insistencia; al punto en que dejo de creerle en más de una ocasión. Lo que más embarra el mensaje en el fondo es que no termino de comprar la idea de “hacerse valer por sí mismo” que aparece como propuesta, considerando que la mayoría de los ejemplos que se exponen son más bien formas de volverse un provocador aún más intransigente que el que te está molestando. El episodio intentará cuestionar ideas como la que tiene David acerca de los latinos y su capacidad para lidiar con los enfrentamientos, pero se queda a mitad de camino, como si en el fondo en realidad las aceptara. Y el final es bien TV: David aprende del fallecido a defenderse solo. Las costuras se notan por todas partes, y en consecuencia tenemos el primer episodio flojo de la temporada.

Pero por suerte hay muchos puntos positivos: la primera aparición de la ira de Keith, la idea de que todos están obsesionados con que Claire debe tener algún tipo de condición o está metida en algo, y cómo la pareja de Nate y Brenda pone la temática de enterrar emociones frente a la de sobre-analizar todo. ¿Cuánto pueden llegar a durar juntos?

En cada episodio, Six Feet Under opta por intentar cubrir todas las tramas en juego en lugar de dejar de lado algunas; por lo cual a veces puede sobrar información y se pierde un poco el foco. Como para redondear, vayan algunos datos más sobre este episodio en particular: reaparece Tracy, la “loca” del piloto (que recorre funerales), la causa del incendio de la casa de Kroehner resulta indeterminada, Ruth decide convertirse en inversora de la funeraria, y… sí, por ahí anda Hank de Breaking Bad haciendo –cuándo no- de policía.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e5

5) AN OPEN BOOK  3half

Escrito por Alan Ball, Dirigido por Kathy Bates                                                     Fecha de Emisión Original: 1 de Julio de 2001

Brenda revela ser la protagonista de un famoso libro acerca de una niña superdotada, y Nate conoce a sus inquietantes padres psicólogos. Por su parte David acepta ser diácono en su antigua iglesia, pero Keith lo deja por su constante represión.

Muerte de la Semana: Una estrella porno retirada es electrocutada en la bañera por culpa del gato.

Un excelente episodio que, curiosamente si uno considera que no será la última vez en la temporada, parece un intento de mejorar algo que no salió tan bien en el episodio inmediatamente anterior. Y en ambos casos con la “firma” del creador de la serie, como si se hubiera propuesto intervenir para arreglar el intento fallido. Me refiero a la trama de David y su ingreso como diácono en su antigua iglesia, naturalmente mucho menos progresista que aquella donde conoció a Keith. La idea de David dando avances positivos en su largo camino hacia la aceptación de sí mismo está manejada con mucha más sutileza aquí que en “Familia”. Que un encuentro fortuito con Nate y Brenda le dé el impulso para revelarle su homosexualidad a su hermano será algo para festejar, pero Keith no tarda en darse cuenta de que sólo lo hizo por la euforia del momento. Cada paso adelante de David es acompañado por dos hacia atrás, y en consecuencia termina siendo abandonado por una pareja con quien tenía innegable química. Al mismo tiempo, a la hora de ilustrar la idea de mostrarse tal cual es y no reprimirse, la estrella porno y sus desinhibidos compañeros de trabajo resultan referentes bastante más divertidos (y de trazo un poco más fino, irónicamente) que el joven pandillero del episodio anterior. Sea como fuere, ya desde episodios previos se vienen estableciendo pequeñas miradas de David hacia otros hombres o viceversa, anticipando –quizás un tanto forzadamente- lo que vendrá. ¿No será que quizás estos “pecadores” contribuyeron a ensuciar la pulcra mente del buen hijo David? Herejes.

La trama que da título al episodio es el primer gran foco sobre Brenda en la serie: no sólo conocemos a su hermano Billy (después de un brevísimo cameo en el piloto), también a sus padres psicólogos.

SFUE5

El casting de Robert Foxworth y Joanna Cassidy es extraordinario, y la puesta de cámara no ahorra planos cerrados con angulares para mostrarlos como una compañía tan terrorífica como su hijo bipolar. Y hay que destacar una escena con Nate y Brenda particularmente brillante desde el diálogo: sutilmente, el narcicismo de Brenda logra convertir un enteramente razonable planteo de Nate sobre poder o no confiar en ella, en una discusión sobre si ella puede confiar en él para abrirse y mostrarse como es. Escena que parece de lo más normal vista de lejos, pero escudriñando un poco mejor construye al personaje de Brenda con aún más efectividad que alguno de sus momentos más excéntricos, y ya que estamos toca de lleno el tema de este episodio.

Finalmente, en la trama menos interesante, Claire y Ruth logran acercarse un poco, al menos desde el desagrado común que les provoca la relación plástica que tienen su prima y la hija. Al final de cuentas, un muy buen episodio con la virtud añadida de eliminar cierto gusto agrio que dejó el anterior.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e6

6) THE ROOM  3half

Escrito por Christian Taylor, Dirigido por Rodrigo García                                    Fecha de Emisión Original: 8 de Julio de 2001

Revisando libros de cuentas Nate descubre un lado oculto de su padre, que incluye una habitación privada en la cual solía “refugiarse” con frecuencia. Billy manipula a Claire, y David comienza a tener aventuras pasajeras.

Muerte de la Semana: Mujer mayor fallece mientras duerme junto a su marido.

Los decesos que abrieron los episodios previos serán perfectamente factibles en la vida real, pero ésta es la primera que vemos uno sin ningún tipo de ironía o espectacularidad… y así pega bastante más fuerte. “The Room” es otro de los episodios destacados de este primer año, y a la trama del viudo le cabe buena parte de la responsabilidad, en su doble función de contar una historia que cierre en el mismo episodio y de presentar una temática que resuene con lo que sucede en el resto de la serie. Cuando este veterano cascarrabias describe su idea de verdadero amor a Nate, es imposible no pensar en que -si la situación presente es indicación- lo más probable es que el mayor de los Fisher jamás logre tener algo parecido con Brenda. Y la emotiva muerte del anciano sobre el final del episodio, apenas días después de la partida de su compañera de toda la vida, plantea un hermoso contraste con una escena del piloto. Una de las primeras escenas ambientadas en la funeraria de los Fisher tenía como protagonista a otro anciano viudo, portador de una de las líneas de diálogo más graciosas de la serie: “Si existe algo de justicia en el universo, (mi esposa) está ardiendo en el infierno”.

SFUE6

Es un alivio comprobar aquí que Six Feet Under no tiene interés en quedarse exclusivamente en el lado gracioso/cínico de las cosas.

Pero lo mejor sin dudas está en la trama principal, donde Nate indaga en la vida privada de su padre y encuentra una habitación llena de preguntas. Podrá aceptar la idea de Nathaniel escuchando música, fumando marihuana y canjeando funerales por pequeños favores, pero… ¿para qué utilizaba este lugar? Su imaginación da para todo, hasta visualizarlo como un Lee Harvey Oswald disparando a mansalva desde la ventana. El episodio sabiamente escapa a cualquier respuesta: el eje de la cuestión es simplemente que Nate nunca podrá conocer del todo a su padre, así como tampoco hubiera sido posible cuando aquel vivía. Y alcanza con que le mencionen que Nathaniel estaba orgulloso de su hijo mayor por alejarse como para que éste cuestione –razonablemente- sus recientes ambiciones de entrar en el negocio. “¿Si estaba orgulloso de que me fui, para qué me dejó la mitad?” se pregunta. Suerte con eso.

También en este episodio: la aparición de Nikolai, el irritante florista ruso, le sirve a Ruth para recordar sus necesidades físicas. Pero lejos de aceptar los tempranos avances de su proveedor, utiliza el impulso para ir a buscar de nuevo a su amante Hiram. David, otro flamante “soltero”, no pierde tiempo en lanzarse a la noche y acostarse con alguien nuevo. Identidad falsa mediante, son muy pocas las indicaciones de que realmente esté disfrutando de la experiencia. Para colmo reaparece Tracy, la insoportable mujer de voz finita del piloto, determinada a levantárselo. Y Claire no sólo se entera de que Brenda es la niña del libro que alguna vez leyó con fascinación: también tiene su primera experiencia con su hermano bipolar, la cual para su desgracia termina de forma idéntica a otras recientes. Esta vez, sin embargo, el rápido paso de Billy de la fascinación a la indiferencia tiene un objetivo muy concreto: los celos hacia su hermana requieren una vía de expresión, y como es temprano para herir a Nate directamente, su más receptiva hermanita es la víctima ideal. Y así las ilusiones de la pobre Claire se convierten en razones para hundirse en el cinismo y la amargura, dudando cada vez más antes de abrir el corazón de nuevo. Cosas de adolescentes… y de unos cuantos adolescentes tardíos también.

Un episodio que quizás se hubiera ganado el puntaje máximo de haber tenido un cierre un poco mejor acabado, sobre todo desde lo emocional: en ese respecto probablemente no haya serie que le gane a los finales de The Sopranos. Pero al margen de este detalle está entre lo mejor de la serie, regalándonos una valiosa exploración de, como dice Ruth, las reliquias de una vida que ya no está.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e7

7) BROTHERHOOD  3star

Escrito por Christian Williams, Dirigido por Jim McBride                                   Fecha de Emisión Original: 15 de Julio de 2001

Nate decide arriesgarse a ir en contra de los deseos de un cliente, mientras Brenda ve cómo Billy interfiere en su vida de pareja cada vez más. Además, David entrevista a un candidato a unirse a su iglesia, Claire continúa su terapia en la escuela y Ruth comienza a trabajar con el florista.

Muerte de la Semana: Un joven combatiente de la Guerra del Golfo muere en el hospital tras años de enfermedad.

Un buen episodio donde la temática se extiende a un número mayor de tramas que lo habitual: la “hermandad” del título viene por partida triple. Esta vez el “caso” de la semana explora una faceta diferente del mismo tema que vimos el episodio anterior, solo que ahora la imposibilidad de conocer al otro -aun teniendo un vínculo familiar- no pasa por cuestiones de vida privada: el obstáculo es la simple y cotidiana falta de comunicación.

SFUE7

En un principio, la motivación que lleva al hermano mayor del soldado fallecido a ponerse en contra de sus deseos póstumos (y pedir cremarlo en lugar de darle un funeral militar) parece ser su fuerte odio hacia el ejército, responsable de exponerlo a las armas químicas que lo mataron lentamente. Pero al final, cuando Nate se arriesga a privilegiar la elección del joven combatiente, su hermano termina por lamentarse amargamente. Al ver el grupo que vino al funeral a despedirse, termina por admitir que -con o sin odio al ejército- él hubiera respetado la elección del chico… si tan solo la hubiera compartido con él. ¿Qué clase de relación tenían, se pregunta acongojado, si su único pariente ni siquiera se animó a comunicarle sus últimos deseos?

Más allá de sus propios problemas de comunicación, hasta David reconoce que su hermano hizo lo correcto… a diferencia de él. Estando en posición de definir la incorporación de un párroco progresista a su iglesia, en su lugar esgrime un patético argumento acerca de la necesidad de mantener las cosas en forma tradicional, y todo sigue su anquilosado cauce original. Tengo que reconocer que la trama de las desventuras eclesiásticas de David está resultando más interesante de lo que preví de entrada, y ésta pequeña pieza del recorrido es uno de los mejores ejemplos del terror que el Fisher del medio le tiene a la idea de mostrarse tal cual es.

Finalmente, tenemos a Brenda y Billy –la relación menos sana de todas estas parejas de hermanos, si hiciera falta aclararlo-, cuya trama empieza a entrar peligrosamente en lo repetitivo. Billy continúa levantando la apuesta lentamente, casi episodio a episodio, con respecto a no dejar que Nate le robe la atención de su hermana. Esta vez directamente sabotea lo que pudiera haber sido un viaje y descanso muy útil para Nate y Brenda, provocando en el primero la reacción habitual de “ir con la corriente” y tomarlo como una situación más que habrá que tolerar.

Mientras tanto Ruth ha encontrado trabajo en la florería de Nikolai –ambos más felices que nunca, por razones distintas-, y Claire continúa desahogándose muy paulatinamente en sus forzadas sesiones de “terapia” en la escuela. Estas conversaciones tienen menos brillo del que deberían, rozando lo correcto pero a la vez alimentando el deseo de que Claire tenga escenas propias fuera de esa oficina. Al menos en este caso se llega a alguna verdad: presionada constantemente sobre su futuro paso a la universidad (qué haré con mi vida es una pregunta que todos los personajes se hacen en algún punto), Claire expresa su deseo básico de que algo tenga algún significado.

Y eso es exactamente lo que deseaba el joven soldado: haber sacrificado su vida para algo. Es una verdadera suerte que su camino no se haya cruzado nunca con el de Brenda, quien dejó en claro su opinión al respecto apenas dos episodios atrás: “Creo que todo es al azar. Vivimos, morimos, y al final nada significa nada. A veces me despierto tan vacía que desearía no haber nacido, pero ¿qué opción tengo?” Te entendemos, Brenda.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e8

8) CROSSROADS  2stars

Escrito por Laurence Andries, Dirigido por Allen Coulter                                  Fecha de Emisión Original: 22 de Julio de 2001

Claire encuentra una amiga inesperada durante una expedición en la montaña, Ruth disfruta estar entre Hiram y Nikolai, los auto-sabotajes de Brenda siguen enloqueciendo a Nate, Rico se va a trabajar para Kroehner, y David comienza una relación con un joven instructor de baile.

Muerte de la Semana: De fiesta con sus amigas, una mujer tiene la mala suerte de asomarse por el techo de la limusina justo cuando están pasando por debajo de una grúa.

No hay nada de malo en la idea de construir un episodio en base a un período de inactividad en la funeraria para que los personajes puedan tomar otros rumbos momentáneamente, pero el tedio parece haberse filtrado por las grietas y el resultado es el episodio más flojo de la temporada. La acumulación de tramas nunca dejó tan expuesta la falta de foco como en este caso en particular: todos tendrán algo para hacer, pero nada reviste demasiado interés. A saber:

Claire es la que se aleja más de su hábitat para cumplir con lo prometido el episodio anterior y sumarse a una especie de excursión por las montañas, donde descubre que… la gente no es lo que parece. Wow. Bien por Claire. La revelación viene gracias a su compañera Parker McKenna, la supuesta “rubia perfecta” que en realidad resulta pertenecer a otro estereotipo: “la rubia trola”.

SFUE8

La muerte de turno no tiene más conexión con el resto del episodio más que ofrecer una excusa para que Federico termine cambiando de equipo, tentado por Kroehner con la posibilidad de un trabajo de restauración que podría ser su “Capilla Sixtina”. Ah: resultó que fueron los mismos de Kroehner los que quemaron la casa que compraron frente a los Fisher, cerrando una especie de pequeño misterio nacido cinco episodios atrás y que no parece haber llevado a ninguna parte.

Nate y Brenda están atrapados repitiendo la misma situación una y otra vez. El mismo Nate verbalizará su hartazgo de encontrarse con hombres desnudos cada vez que entra a la casa de su novia, pero el problema es que el espectador empieza a tener la misma reacción. Está bien: no es sólo Billy quien utiliza su condición para alejar a Nate de Brenda, ella misma utiliza a estos personajes de su vida para alejar a Nate. Pero aquí no tenemos más que una serie de escenas stoner y unas disculpas finales, territorio por demás repetitivo y poco entretenido.

David, algo más suelto en sus emociones, empieza una relación con un instructor de baile, en lo que podría haber sido una fuente de humor bastante más explotada (¡Tenemos ancianos bailando en la funeraria! Pero no, sólo están como excusa para presentarle a David un joven candidato). Y Ruth se toma un tiempo para disfrutar de ser deseada tanto por Hiram como por Nikolai, soñando con lo salvaje o tierno del que no esté en ese momento con ella. Al menos la está pasando bien.

Aunque hoy sea un estándar televisivo, la estructura de sólo 13 episodios por temporada no era tan popular durante los años de esta serie, y fuera de consideraciones de presupuesto se lo defendía por permitir tener menos “relleno”. Que es exactamente como se siente este episodio.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e9

9) LIFE’S TOO SHORT  3star

Escrito por Christian Taylor, Dirigido por Jeremy Podeswa                              Fecha de Emisión Original: 29 de Julio de 2001

La muerte del pequeño hermano de Gabriel Dimas vuelve a acercarlo a Claire, Brenda acompaña a Nate en un recorrido de funerarias tratando de aprender algo, David se separa del profesor de baile (tras incursionar en el éxtasis) y Ruth sale de camping con Hiram.

Muerte de la Semana: Un chico de seis años se dispara accidentalmente.

Hasta este punto, la mayoría de las muertes iniciales de los episodios han tenido algún componente de tinte gracioso, irónico, o hasta a veces poético. Y las que no, al menos planteaban cierta lógica tranquilizadora: pertenecer a una pandilla, tener una edad muy avanzada o inclusive ser expuesto a armas químicas son situaciones cuyas potenciales consecuencias funestas podemos comprender. La muerte de un chico que encuentra un arma de fuego bajo la cama de sus padres y se dispara accidentalmente redefine los límites de la serie, a la vez que pone a prueba los del espectador. Para colmo, no se trata de un chico cualquiera: al conectarlo a otro personaje que ya conocemos, se nos niega cualquier posibilidad de distancia. El sufrimiento culposo de Gabriel Dimas, personaje al que parecía que no íbamos a volver a ver nunca después del escándalo con Claire (ep.3), logra que ella olvide todo lo sucedido y se le acerque una vez más, en una línea argumental que continuará a lo largo de la temporada.

SFUE9

Por su parte Nate desaprobó el examen de admisión como Director de Funerarias, y acepta la idea de Brenda de hacer un recorrido por la competencia para ver qué se puede aprender de ellos… hasta que ella se excede en teatralidad interpretando a una paciente con cáncer. Después de tantas escenas repetitivas entre estos dos personajes esta pequeña aventura resulta una forma muy efectiva de continuar la exploración de la pareja, fuera de los ambientes habituales y del omnipresente acoso de Billy. Cuando Brenda está bien escrita puede ir rápidamente de lo gracioso a la absoluta incomodidad y cinismo… ¡hace falta mucho esfuerzo para ofender a Nate “está todo bien” Fisher!

Lamentablemente, a pesar de estas transgresiones, el episodio pierde un poco de calidad a causa de otras tramas bastante más “televisivas”. David continúa saliendo con el “joven” profesor de baile hasta que se encuentra con Keith y su nueva pareja en un boliche, y naturalmente todo termina. Hasta aquí bien… pero resulta que el profesor de baile le da pastillas de éxtasis a David, éste las esconde en un frasco de aspirinas, Ruth se lleva ese frasco a un camping con Hiram y… voilá, tenemos un verdadero plot de sitcom, milagrosamente casi redimido por una escena final donde ella reflexiona sobre su matrimonio con el fantasma de Nathaniel. Si uno es capaz de superar la estupidez de las imágenes al estilo Alicia en el País de las Maravillas (con un oso en lugar de un conejo), hay un concepto interesante que extraer de esta situación. David o Nate mantienen diálogos mucho más frecuentes con su ausente padre, pensando todo el tiempo en qué opinará de tal o cual aspecto de sus vidas. En comparación, las mujeres de la familia no recurren tanto a estas conversaciones y dudas internas, realizando el duelo en forma algo más natural, sin obsesionarse. Quizás por eso es que Ruth, quien no tardó en buscar nuevos rumbos, tiene aquí su primera verdadera charla con el fantasma de su esposo, desde que en el piloto él simplemente le anunciara su conocimiento del affaire con Hiram.

“Life’s Too Short” es un buen episodio que termina tambaleando bajo la frágil combinación de elementos muy potentes dramáticamente con otros que parecen de series de menor calibre.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e10

10) THE NEW PERSON  3star

Escrito por Bruce Eric Kaplan, Dirigido por Kathy Bates                                 Fecha de Emisión Original: 5 de Agosto de 2001

Para cubrir el lugar de Rico, los Fisher contratan a una mujer que resulta ser todo lo suelta y frontal que la familia no es. David se rebaja ante Keith y Claire continúa cuidando de Gabe.

Muerte de la Semana: Mujer mata de un sartenazo a su esposo, por aburrido.

En este punto me veo obligado a regresar a una observación que hice previamente sobre la falta de foco de ciertos episodios, a raíz de la cantidad excesiva de tramas. Es que en el caso de “The New Person” este problema duele más que nunca, porque pudiera haber sido mucho mejor si la trama principal hubiera estado mejor acompañada.

La sensación general que me da es que manteniendo unas cuatro o cinco tramas por emisión suele haber dos que funcionan muy bien, y al menos otras dos que tiran en dirección contraria, embarrando el resultado final. Empecemos con lo que funciona en este caso particular: Angela (la nueva empleada) y su breve paso por Fisher & Sons es una de las mejores líneas argumentales del año, y viene acompañada por una continuación sensata de la trama del duelo de Gabriel Dimas, quien detecta que necesita a Claire bastante menos de lo que ella lo necesita a él.

SFUE10

Angela es un gran personaje para esta serie, y no sólo por sus excentricidades o por la brillante actuación de Illeana Douglas (nominada al Emmy por su papel). Es una incorporación necesaria para ponernos en el incómodo lugar de ver a “nuestros” personajes siendo criticados por alguien “de afuera”, con fundamentos de sobra. Sólo se salvan Claire (por no tener que ver con el trabajo familiar) y Rico (por haberse ido a Kroehner): este episodio expone el doloroso hecho de que en ciertos aspectos no hay diferencia alguna entre Ruth, Nate o David. “Nunca trabajé en una funeraria que fuese tan deprimente” es más que una gran verdad: es una sentencia que duele, viniendo de boca de un personaje que era perfecto para el puesto contratado, que pudiera haber inyectado un poco de vida al lugar… y que sin embargo resultó igual de intolerable para todos.

¿Qué esperar del choque de una persona honesta y sin filtro con una familia que entierra verdades y emociones, mintiéndose a sí mismo a diario? Me recuerda un poco a Frank Grimes, aquel personaje de un memorable y fuertemente discutido episodio de The Simpsons (“Homer’s Enemy”, 1997). Grimes también era un personaje que venía de afuera, prácticamente de otra realidad (su personalidad no estaba sólo lejos de la de Homero sino del universo mismo de la serie), y se incorporaba al lugar de trabajo del protagonista. Con este mecanismo se pueden mostrar las cosas desde un ángulo diferente, que echa luz sobre lo que estamos acostumbrados a ver semana a semana, exponiendo zonas oscuras que nunca habíamos considerado y forzándonos a cuestionarlo todo. Si damos un paso al costado, podríamos hasta utilizar los argumentos de Angela para criticar a la misma serie: ¿para qué ver Six Feet Under? ¿Para qué tanta depresión? ¿Por qué seguir a personajes que se reprimen tanto, que en ocasiones no parecen tener ningún deseo de salir en el pozo en que están?

La genuina felicidad de Angela al encontrar una nueva casa duró muy poco. Rápidamente percibió el olor a rancio, los tonos ocres, el insoportable peso de lo no dicho. Y antes de partir con rumbo incierto nos deja dos regalos: un comentario casual que golpea a Ruth como una revelación (¿¡David es gay!?) y la excusa para volver a contratar a Federico, cuyo breve coqueteo con Kroehner termina teniendo bastante poco peso en el gran esquema de las cosas. Quizás era una trama para guardarse hasta un punto avanzado de la serie, donde al conocer más al personaje su partida y su vuelta hubieran tenido mayor potencia.

Pasando al costado menos efectivo del episodio, la relación cuasi incestuosa entre Brenda y Billy ya bordea lo insoportable. Las referencias al libro “Nathaniel & Isobel” son tan marginales que se pierden entre tanta trama, y encima se confunden fácilmente con el otro libro en cuestión (“Charlotte: Light and Dark”, que tiene por protagonista a la pequeña Brenda). Después de la enésima discusión recibimos una revelación importante: Brenda dejó a su pareja y su carrera para cuidar a Billy cuando éste trató de matarse. Pero en lugar de dejar asentar aquel nuevo dato y continuar por esa línea, al rato se suma otra vuelta más: Billy no trató de suicidarse, intentaba hacer una bomba. Del potencial foco en Brenda como enfermera -tal como Claire intenta hacer con Gabe- pasamos a “Cuidado: Billy no sólo es peligroso para sí mismo, también para los demás”… cosa que quedaba clara con un solo vistazo al personaje. Y ahora que Brenda ha admitido que ama a Nate, es de esperarse que Billy pase de tomarle fotografías furtivas a alguna agresión más directa.

El resto del episodio tampoco ofrece mucho de interés: David está en su peor nivel de patetismo (prácticamente rogándole a Keith que se acueste con él), Ruth continúa, simplemente, pasándola bien (en una caricaturesca salida nocturna con Nikolai y sus “amigas”), y la muerte de la semana apenas tiene relación con lo que sucede a posteriori. Inclusive la trama de Claire, que antes señalé como un aspecto positivo, tiene un cierre más forzado de la cuenta, cuando ella deduce que Gabriel podría tratar de suicidarse y golpea frenéticamente la puerta de su casa. Es un intento de cierre-gancho que termina quedando un poco ridículo en pantalla.

En síntesis, un buen episodio que tenía potencial de haber sido uno de los mejores, si la estructura de la serie admitiera sacarse de encima algunas de sus tramas menos efectivas cada tanto.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e11

11) THE TRIP  3star

Escrito por Rick Cleveland, Dirigido por Michael Engler                                 Fecha de Emisión Original: 12 de Agosto de 2001

Nate, Brenda y David viajan a una conferencia en Las Vegas (donde el último es arrestado por tener sexo en la vía pública), Ruth hace un curso de arreglo floral, Claire cuida de Gabriel después de una sobredosis, y a Rico le toca encargarse de la muerte más triste de la temporada.

Muerte de la Semana: La muerte súbita de un bebé de tres semanas de edad.

SFUE11

Si la muerte de un chico de seis años (¡hace apenas dos episodios!) redefinió las fronteras de lo que la serie está dispuesta a mostrar, el teaser de esta semana lo hace parecer inofensivo. Indudablemente una de las escenas más difíciles de todo Six Feet Under, me saco el sombrero ante la decisión de filmarla como subjetiva del bebé, lo que la hace en parte tolerable y a la vez casi irreal. Como fuera, imagino que en este punto muchos decidirán dejar de seguir mirando la serie. Lo importante es que se trata de un buen episodio que esquiva casi milagrosamente el golpe bajo.

Ayuda, y mucho, que la visita a Las Vegas deje entrar un poco de aire fresco a las escenas habituales. Pero tampoco está exenta de “momentos televisivos” como tantas otras veces en esta temporada: me refiero al heroico discurso anti-corporación de David en la conferencia. El problema va más allá de lo predecible de la situación; también queda de lo más extraño que la forma en que está escrita y filmada parece sugerir que vemos la totalidad de la charla, y si así fuera ésta dura menos de cinco minutos. Este efectismo-sobre-verosímil también tiene lugar en el paso de Ruth por un curso de arreglos florales: vamos de escenas muy graciosas como un montón de mujeres golpeando tallos de flores con mazas, a un cierre donde Ruth tiene un momento de insight estilo Karate Kid, y de pronto sabe cómo hacer el ramo más lindo de todos. Si uno considera que estos momentos conviven en el mismo episodio donde muere un bebé, la combinación es de lo más extraña.

Y ya que estamos en el tópico de “momentos predecibles que arruinan el disfrute”, Billy aparece en Las Vegas y le arruina el viaje a Nate, Brenda y el espectador. La construcción de Billy como antagonista sigue avanzando de un paso obvio al siguiente: el episodio anterior lo definió como peligroso (por hacer una bomba), éste completa la idea con el dato de que la bomba era para el ex novio de Brenda. ¡Cuidado Nate! Por su parte, Claire insiste en cuidar a Gabriel (como ella temía, intentó suicidarse con una sobredosis), hasta que logra bajar sus defensas y reconstruir la relación. Debería consultarle a Brenda, especialista en relaciones enfermera-paciente.

Podríamos incluir dentro de lo predecible el final a puro optimismo, pero considerando la gravedad de la muerte de turno resultaba necesario y casi inevitable. A la pérdida de un recién nacido se le pliega una nueva vida con la llegada de Augusto, segundo hijo de Federico y Vanessa. Por una vez Rico resulta bastante menos irritante: esta semana es él quien tiene que bailar con la más fea, lógicamente llevándolo a todo tipo de miedos con respecto a su bebé. De cualquier manera, es interesante observar cómo por cada queja legítima que pueda tener con respecto al lugar que le “deben” los Fisher, hay un momento donde se aprovecha de su conexión con la familia cuando más le conviene.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e12

12) A PRIVATE LIFE  3half

Escrito por Kate Robin, Dirigido por Rodrigo García                                      Fecha de Emisión Original: 19 de Agosto de 2001

El brutal asesinato de un joven homosexual afecta particularmente a David, quien termina confesando su “secreto” a Federico y a Ruth. Billy amenaza físicamente a Nate y a Brenda, y ella finalmente accede a internarlo.

Muerte de la Semana: Un joven es asesinado a golpes por ser homosexual.

Cuando hablamos de la conexión entre el crecimiento de los protagonistas de la serie y la muerte que enmarca cada episodio, es imposible evitar por completo el terreno de la conveniencia. Es extremadamente complicado lograr que las circunstancias que rodean al fallecido de turno parezcan afectar orgánicamente a los personajes regulares, en lugar de notarse que están diseñadas para ayudar a la trama. Desde ya, uno puede argumentar que los casos que se nos muestran son apenas una parte de los que llegan a Fisher & Sons, por lo cual se va a privilegiar mostrar aquellos que tengan mayor efecto en sus vidas. Pero no hace falta más que una pizca de cinismo para señalar cómo un hombre despedazado por una amasadora viene perfecto para que Claire pueda robar un pie y vengarse de Gabe en forma poética, cómo un bebé muere justo cuando el de Federico está por nacer, o cómo un crimen por homofobia le viene perfecto a David y su evolución como personaje. Este último caso es el más evidente, pero por fortuna no deja de ser verosímil, ni está mal escrito: conveniencias aparte, “A Private Life” termina siendo uno de los mejores episodios del año.

SFUE12

De nuevo parecemos estar frente a una versión mejorada del episodio “Familia”, con David teniendo largas conversaciones con su versión mental del difunto; sólo que ahora vamos directo al grano: al personaje lo matan a golpes por ser gay, lisa y llanamente. David decide hacerse cargo de la restauración él mismo, y tenemos los diálogos imaginarios más significativos desde las charlas de la familia con Nathaniel en el piloto. Marc (el joven asesinado) pone en carne viva las ideas que David tiene sobre sí mismo, sus miedos y su odio interno; lo inunda de comentarios negativos, le asegura que hay más gente que lo odia que la que lo quiere, le dice que está enfermo, que es una abominación. Y lo mejor de todo, como ejemplo de ir haciendo avanzar a un personaje de a poco y no a los saltos, es que aun cuando David parece superar la prueba y se abre sobre su condición ante Federico y Ruth, queda claro que su odio a sí mismo no ha desaparecido. A pesar de haberlo restaurado su cuerpo en la realidad, en la imaginación de David Marc sigue tan mutilado como cuando llegó a su mesa de trabajo, sonriéndole con el odio que late profundo en su interior.

A propósito, es de agradecerse que las reacciones de los personajes al “coming out” de David sean acordes a sus personalidades. Un guionista con menos agallas pudiera haber caído bajo la tentación de hacer que Federico tome en consideración sus años de trabajo con David y reciba la noticia con un esfuerzo de comprensión… pero no: su reacción es tan violenta y machista como lo vimos comportarse durante toda la temporada. Y Ruth, quien desde que Angela le abrió los ojos sobre su hijo ha buscado formas poco exitosas de sacar el tema, sólo cuestiona el hecho de que él haya tardado tanto en contárselo. Robbie (el ayudante de Nikolai en la florería) podrá parecer un estereotipo más cercano a La Jaula de las Locas, pero resulta ser un personaje divertido con mucha más participación en este episodio que en todos los anteriores, tratando de ayudar a Ruth a lidiar con la situación. Ciertamente resulta más divertida la interacción entre ellos dos que entre con aquel señor ruso de sonrisa perversa y celos adolescentes…

Por otra parte, Claire continúa acompañando a Gabriel en su recuperación. Una escena clave dentro de la carroza fúnebre nos ayuda a pensar que las cosas no están tan bien como parecen, o más precisamente como le parecen a la enamorada joven Fisher. Cuando en un momento íntimo ambos se proponen expresarse mutuamente sus miedos, le creemos bastante más a ella (el clásico miedo al abandono) que a él. Gabriel se las arregla para convertir su respuesta en un sagaz halago romántico: “Temo no ser lo suficientemente bueno para vos” resulta tener la mezcla ideal de una pizca de verdad y bastante azúcar, como para bajar las defensas de Claire y evitar verdades más complejas y oscuras.

La trama de Billy llega a su clímax, y se las arregla para no arruinar el episodio. Primero engaña a Nate para llevarlo a una exhibición de fotos cuasi satánica, con velas, música, fotos besando a Claire y el plato fuerte del propio Billy fingiendo un suicidio. Nate sobrevive gracias a haberse peleado con Brenda, pero luego ella se ve obligada a escapar de su hermano cuando éste intenta escarbar con un cuchillo el tatuaje en su espalda, tal como hizo con el propio. A esta altura del partido la historia previa de los hermanos Chenowith y sus fantasías sobre “Nathaniel, Isobel y la enfermera malvada” perdieron cualquier interés que pudieran haber tenido. Billy tiene un efecto similar al de Peter Sellers en Lolita (Stanley Kubrick 1962): un excéntrico fuera de registro que rompe el tono con cada aparición. Peor aún: una fuente de antagonismo que se vuelve menos interesante cuanto más entra en el territorio estilo “serial killer”. Felizmente la trama cierra aquí, Billy es internado, y ahora Nate y Brenda pueden encarar sus propias tormentas sin interferencias.

Lo cual, por supuesto, da mucho más miedo que Billy.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1e13

13) KNOCK, KNOCK  3half

Escrito y Dirigido por Alan Ball                                                                        Fecha de Emisión Original: 19 de Agosto de 2001

A raíz de un accidente, Nate descubre que tiene una condición que podría ser mortal.

Muerte de la Semana: Una pobre señora recibe un golpe en la cabeza con una pelota de golf.

Un excelente cierre para la temporada, y quizás el mejor episodio desde el piloto. Sé bien que en una serie de estas características el “showrunner” (combinación de jefe de guionistas y productor ejecutivo) estructura cada episodio junto con su equipo y suele meter mano en todos los guiones. Pero no puedo dejar de señalar que las veces que Alan Ball ha aparecido en los créditos como único autor, hay algo en los detalles, en la terminación de los episodios que automáticamente los pone al nivel de las grandes series (¡aquellas entre las que intento determinar si, tomada como conjunto, Six Feet Under debería estar!). Y esto lo digo sin ser fanático de Alan Ball ni nada por el estilo: en lo personal detesto American Beauty -film que le ganó un Oscar a Mejor Guión- y dado mi desinterés por su temática sólo eché un vistazo al piloto de True Blood, que me pareció particularmente malo.

SFUE13

Se trata de una cuestión de balance, de tono, del manejo de las emociones sin caer en los atajos o efectismos. Cuando estamos a este nivel de escritura, la estructura se hace menos visible, los hilos que mueven a las tramas son imperceptibles y uno no se cuestiona temas de conveniencia como los que expuse en el anterior episodio. Y eso que esta semana arrancamos con la mayor casualidad de todas: una pelotita de golf lanzada por quien quiere sacar a los Fisher del negocio termina matando a la tía de otro personaje de la serie. Serie que a esta altura se ganó el derecho de jugar con los espectadores, y la expectativa acerca de quién de los que están en pantalla en los primeros minutos terminará en la morgue de los Fisher.

Se podría decir que, al menos hasta este punto, Nate Fisher es el corazón de Six Feet Under. Desde ya que no es el único protagonista, pero todo comenzó con su regreso a casa, es el hijo mayor, es aquel cuyo rumbo está menos definido, y con quien suele ser más sencillo empatizar… aunque más no sea por los vacíos en su personalidad. El corazón del éxito de este episodio es que hace lo que tiene que hacer con Nate en términos de evolución del personaje: ponerlo frente a frente con la muerte. A raíz de un accidente automovilístico, Nate se hace un estudio que de otra manera nunca se hubiera hecho, y recibe el aterrador comentario de que encontraron algo. Lo brillante de la condición de Nate es que, mirada desde cierto ángulo, es la misma que sufrimos todos: cualquiera de nosotros puede morir en cualquier momento. La malformación arteriovenosa en la cabeza de Nate es la conciencia de su mortalidad, con la cual el mayor de los Fisher jamás se enfrentó, siempre más cómodo asistiendo al prójimo con sus desgracias y evitando todo conflicto. Knock, Knock… hora de hacerse cargo, Nate.

Por eso el consejo simplista que le da a Tracy, otro personaje brillantemente humanizado a través del dolor durante este episodio (su irritante voz y desesperada necesidad de atención desaparecen cuando ya no tiene nada para hacer) resulta el más valioso que Nate haya dado: de habérsele ocurrido antes de su diagnóstico no hubiera salido tanto del corazón. Sí, la idea de que la muerte está allí para dar sentido a la vida no es ninguna novedad, pero ubicada en este lugar y en boca de este personaje, es todo lo que uno puede pedir de un tema sobre el cual no existen las respuestas. Y es casi imposible no acompañar las lágrimas de Nate, cuando David le agradece haber vuelto a casa, con algo de llanto de nuestra propia cosecha.

Una vez más nos encontramos con una especie de versión mejorada de una situación conocida. Tiempo después de su muy guionado speech en Las Vegas frente a los dueños de las funerarias independientes, David vuelve a estar en posición de hablar frente al público, esta vez en su iglesia. El resultado es mucho más valioso y creíble: la gente sólo estalla en aplausos en su imaginación, Keith no vuelve con él como uno podría esperar como fin de temporada, y por una vez David da un paso al frente sin retroceder de inmediato. Su sermón va más allá de su homosexualidad; tiene que ver con no sentirse avergonzado y de aceptar la posibilidad de que lo quieran. Sólo entonces el fantasma del joven gay asesinado en el episodio previo -que continúa acechando a David- reaparece una última vez, ahora sin sus heridas, y con todo el esplendor de que supo tener en vida. David ha comenzado su proceso de curación, y su camino a aceptarse a sí mismo como jamás se lo había permitido antes. Si le sumamos el gracioso vitreaux de la iglesia (donde algunas personas verán espiritualidad y otros pedofilia), la trama de su rol como diácono nos sorprende habiendo funcionado mucho mejor que sus desesperadas experiencias nocturnas.

Después de tanta muerte y a pesar del baldazo de agua fría de Nate, Six Feet Under nos regala un hermoso final de temporada con todos sus personajes celebrando la vida, reunidos en el bautismo del flamante bebé de Federico y Vanessa. Hasta Billy recibe un epílogo más cuidado que cualquiera de sus otras apariciones previas. En retrospectiva lo menos satisfactorio resulta ser la subtrama de Kroehner, que aquí arranca el episodio sin presentar cierre alguno; pero es un detalle menor en un excelente cierre de temporada.

Es notable ver cómo los trayectos de los personajes, para quienes recordamos el final de la serie, ya están planteados con claridad desde tan temprano. Sin entrar de lleno en spoilers, diré que es meritorio señalar algunas cosas: Claire es la más libre de elegir su rumbo, justamente por haber sido quien creció más lejos de su propia familia. Nate ya tiene su Espada de Damocles. Ruth le advierte a Nikolai que nunca se va a casar con él. David y Keith siguen teniendo química. Y con la internación de Billy, Brenda se ha quedado sin alguien a quien cuidar. Será cuestión de seguir avanzando y ver qué hay a la vuelta de la esquina.

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

 


s1general

Comentarios Generales acerca de la Temporada 1

Una muy buena temporada inaugural, con un piloto sobresaliente, una mayoría de episodios prolijamente repartidos entre buenos y excelentes, y apenas dos flojos u olvidables. Y no quiero olvidarme de destacar la calidad de secuencia de títulos iniciales, ciertamente de las mejores que se han visto en TV. En cuanto al objetivo de re-evaluar la serie en su totalidad, a pesar de que es un hecho que la mayoría no llega a la cima de calidad hasta algunas temporadas más tarde, se hacen evidentes algunos rasgos que, dentro del balance final, podrían ir en contra de la mítica búsqueda del podio.

En principio, hay algunos vicios de la TV tradicional (aprendizajes mágicos, momentos triunfantes) que no aparecen en sus competidoras, y que describí en las reseñas de los episodios en cuestión. Más importante aún, existe cierta sensación de repetición en varias de las tramas a lo largo de esta temporada, y algunas de ellas se hacen menos interesantes con el tiempo.

El caso más particular es el de los Chenowith: Brenda, Billy y papá y mamá psicoanalistas. Sí, se supone que son insoportables, pero se vuelven cada vez menos atractivos de ver en pantalla. Brenda, por ejemplo, es más fascinante de ver en el piloto (que logra el balance ideal entre arrogancia y atracción) que cuanto más sabemos de ella. Billy atraviesa 8 episodios lanzando ataques que van de lo pasivo-agresivo a las amenazas físicas directas, empezando por la periferia de Nate y Brenda hasta llegar a ellos mismos. Me parece importante aclarar que conozco poco y nada acerca del trastorno de bipolaridad, y que mis objeciones con Billy no pasan por cómo se presenta esa condición sino con su complejidad y atractivo como personaje. En ocasiones parece que se apuntara a construirlo como una especie de potencial villano a lo largo de la temporada, incluyendo el clímax de los enfrentamientos con Nate y Brenda, en lugar de concentrarse en cómo ha afectado la vida de ella la decisión de cuidarlo. A favor de la serie, este desarrollo tiene un epílogo sensible y emotivo en el último episodio del año.

Pasando a aspectos más positivos, Nate sobrevive a las escenas repetitivas y emerge con uno de los arcos más interesantes, como corresponde a un protagonista. Si uno no mira con atención, Nate Fisher parece un tipo normal, amable y bastante equilibrado, preocupado por su falta de rumbo a los 35 años. Pero si miramos más de cerca, vemos a una persona que siempre tendrá razones de sobra para cuestionar su decisión de quedarse, no vender la Funeraria y estudiar para conseguir la licencia de Director. Nate huyó de casa pero no maduró, y por eso no le queda otra que regresar al nido y echar raíces. Por estas razones el final de la temporada es tan doloroso como brillante, poniéndolo cara a cara con el tema central de la serie.

Igual de exitosa es su relación con David, quien tuvo un viaje todavía más movido que su hermano mayor. Aunque aquí empiezo a tener más reparos; David es más interesante cuanto menos desesperado está, y hay un trecho en la mitad de la temporada donde parece determinado a tocar fondo adrede. Si el objetivo era que no sólo él sino los espectadores extrañáramos a Keith, entonces se logró. Su arco de aceptación de sí mismo también avanza con sobresaltos y algunos pasos en falso, pero termina la temporada en forma muy satisfactoria, gracias a una buena utilización de una de las muertes de turno (ep. 12) y una sorprendente efectividad en su paso por el consejo de diáconos de la iglesia, línea argumental de la cual esperaba mucho menos.

Revisando mis resúmenes me llamó la atención ver que casi siempre dejé las tramas de Claire para los últimos párrafos. Me pregunté entonces, ¿es un reflejo del lugar de importancia dentro de los episodios, o es señal de mi interés personal? No tengo forma de estar seguro. Pero en lo que respecta a estas consideraciones generales, Claire sale bien parada de este primer año gracias a su capacidad de ver con claridad (el nombre Claire no es casualidad) la verdad de las situaciones. Por el momento, su trayecto ha seguido más o menos la misma línea siempre: la esperanza de encontrar a alguien con quien estar que no desaparezca de su vida, y quizás –quizás- le dé algo de sentido. Lo más efectivo en esta trama es la forma inesperada en que Gabe Dimas reaparece en su vida, y cómo ella aprovecha la situación para volver con él bajo la noble intención de cuidarlo – intención por otra parte genuina, al menos en lo consciente.

Y nos queda Ruth Fisher, interpretada por la extraordinaria Frances Conroy, una de las actuaciones más consistentes de la serie. Todo el casting de la serie es excelente, pero Conroy hace que Ruth sea Ruth con tan sólo mirarla, sin moverse o decir una palabra. De alguna manera la forma de su trama es todavía más “libre” que la de Claire, mientras aprende a disfrutar del cortejo de dos amantes, elige eventualmente a uno, y cierra el año aclarándole que nunca se casará con él ni con nadie. Más valiosos que sus desventuras en privado, debe decirse, resultan sus intentos de acercarse a sus hijos, particularmente los menores.

En este pantallazo general de la temporada, la última trama que habría que mencionar es la de la cadena Kroehner y sus intentos de comprar (o llevar a la quiebra) a los Fisher. Tiene la virtud de aportar un conflicto externo que permita a nuestros personajes abandonar sus diferencias frente a un enemigo común, además de servirle a Nate para echar leña a sus sueños de lucha anti-establishment, y darle una excusa ideal para quedarse. Sin embargo, como planteé en mis comentarios sobre el último episodio de la temporada, por ahora este desarrollo no ha tenido ningún payoff que justifique algunas apariciones previas.

Y no, no me olvidé de Federico. Pero me recuerda a Brenda en cuanto a que es imposible no salir del piloto amando al personaje, y sin embargo con el tiempo se devela como antipático, machista y manipulador. Él mismo se queja de la poca participación que tiene en todo el esquema, lo cual en lo que nos compete termina siendo positivo: Rico está allí, pero no suma ni resta. Durante la temporada se va con Kroehner temporalmente, es padre por segunda vez, y… veremos qué sucede más adelante.

El título Six Feet Under no alude solamente a la profundidad en que se entierran los ataúdes, sino a la que los personajes entierran sus deseos y emociones. Los terremotos no son para nada extraños en Los Angeles, y la muerte de Nathaniel tiene exactamente el mismo efecto. Todos son violentamente arrancados del sueño profundo en que estaban, y durante estos primeros trece episodios los vemos transitar lentamente este confuso y aterrador despertar. Así, en diferentes puntos de la temporada, Nate, Ruth y Brenda arriban a la misma pregunta: quiénes son, ahora que las etapas anteriores de sus vidas (hippie viajero, esposa tradicional y enfermera de su hermano, respectivamente) han terminado. Hasta David sacrificó su carrera para complacer a su padre y trabajar en la funeraria… y aunque en cierto nivel sabe bien quién es, su dificultad está en mostrárselo al mundo. Y a Claire le alcanza con ser adolescente y perspicaz como para sospechar que la búsqueda de sentido en la vida es igual de cuesta arriba para todos. La muerte fue para ellos sinónimo de trabajo… hasta que tocó a sus puertas.

Veremos qué les deparará la segunda temporada. ¡Gracias por leer!

^^ Volver al Indice de Episodios de la Temporada

<< Volver a la INTRODUCCIÓN                                                                        Ir a la TEMPORADA 2 >>


Las imágenes utilizadas en este artículo son propiedad de Home Box Office, Inc., reproducidas sin propósito comercial.